Objetivo general de las Salas

Sala de 2 años

  • Generar instancias donde se expresen y tengan posibilidades de representar a través del juego, la plástica y el lenguaje.
  • Favorecer la adquisición de la lengua oral propiciándoles variadas situaciones comunicativas.
  • Adquirir progresivamente hábitos y normas de convivencia.
  • Promover actividades de exploración para descubrir contenidos y experiencias que los organicen.
  • Ofrecer acciones que permitan elaborar física y emocionalmente el control de esfínteres.
  • Propiciar una comunicación activa con las familias a fin de lograr compartir pautas y criterios favorecedores de la crianza y la formación de los niños.

        

Sala de 3 años

  • Generar un clima de afecto y confianza que propicie la construcción de la identidad de los niños.
  • Favorecer instancias donde los niños desarrollen y enriquezcan su capacidad de juego.
  • Promover la exploración del ambiente para ampliar su campo de experiencias y organicen sus conocimientos.
  • Proveer situaciones a través de las cuales los niños tomen contacto con los diferentes lenguajes, explorándolos, apreciándolos y expresándose en diferentes contextos.
  • Iniciarse en el descubrimiento de Dios como Padre.
  • Ofrecer ricas experiencias de actividades favoreciendo la progresiva adquisición del propio esquema corporal y de habilidades motoras básicas.

       

Sala de 4 años

  • Descubrir la amistad y la solidaridad para afianzar el grupo.
  • Crecer y convivir encontrando a Jesús en cada uno de los niños.
  • Aumentar la independencia en el accionar cotidiano y favorecer la autonomía en las actividades de rutina.
  • Promover actividades que los pongan en contacto con los números, las figuras geométricas y la ubicación en el espacio.
  • Expresar necesidades, sentimientos y emociones; en forma verbal, plástica y literaria.
  • Fomentar la relación con las diferentes maestras y profesoras especiales en un clima de armonía y trabajo.

       

Sala de 5 años

  • Desarrollar el valor del respeto: al otro, a lo diferente, a la naturaleza, al cuerpo y, de esta manera, amar la obra creadora de Dios.
  • Fomentar el vínculo entre los alumnos dentro del jardín y fuera de él.
  • Promover distintos hábitos, la tolerancia al error, la responsabilidad y el respeto a las pautas.
  • Preparar a los alumnos para el paso a 1° grado.
  • Estimular a los niños destacando sus logros y aptitudes particulares, valorando el esfuerzo más que el resultado final.
  • Apropiarse del mundo de las letras y de los números a través del juego.